Francesc Sangenís

ANALÓGICO

¿Por qué, a estas alturas del siglo XXI, una exposición de fotografía en blanco y negro tradicional, “de laboratorio”, que no tiene un carácter histórico, ni documental, ni siquiera una unidad temática?

Simplemente se trata de una recopilación fotográfica de imágenes tomadas y procesadas entre 1999 y 2003, durante mis inicios en el mundo de la fotografía artística, a propósito de mi ingreso en la Agrupación Fotográfica de Igualada.

En ese contexto, una serie de compañeros me enseñaron a vivir y entender la fotografía de una manera muy diferente a como lo había hecho hasta entonces.

Esta Exposición retrospectiva -y quizás nostálgica- es, en cierto modo, un acto de agradecimiento a todos ellos; así como a la AFI, como Entidad que ha tenido la deferencia de brindarme la posibilidad de participar en esta edición de FineArt.