Manel Gausa

IMÁGENES DE UNA ÉPOCA

Apenas hacía dos años que me habían comprado una máquina de fotografiar. Había terminado los estudios en el Instituto del Teatro, corría el año 1954.

Mi técnica fotográfica era intuitiva, se puede decir que nadie me había enseñado. Recogía información de un lado y de otro. Las primeras fotografías importantes que hice fueron las del “Somorrostro”, en un tiempo en que ir allí era algo subversivo y a veces peligroso. En aquellos años compaginaba mi afición con mi trabajo en Radio Barcelona.

Me gustaba el teatro y en él encontré la forma de expresar mi pasión. En las fotografías y retratos que entonces capturaba, trataba de aportar la máxima composición plástica. Este trabajo me fascinaba y me dediqué a él de lleno. Considero, pues, la década del 56 al 66 como la más auténtica y guardo de ella un recuerdo del que nunca podré desprenderme.